Una gran solución a un gran problema, Issa ubicó sillas a distancia para evitar la cercanía entre personas.

En Metán el Intendente José Maria Issa dispuso que se coloquen sillas a distancia para evitar el amontonamiento de personas, una idea que se replica a lo largo del país.

Al menos en ciudades chicas, el problema de las largas colas en la lucha contra la pandemia de COVID-19 se pudo resolver, ahora las grandes urbes tienen por delante un desafío de logística para solucionar urgente y evitar contagios en los principales grupos de riesgos que son nuestros ancianos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: