Sáenz despidió más de 100 policías en plena pandemia, sin sueldo algunos por un año.

El Ministro de Seguridad de la provincia de Salta, Juan Pulleiro,  despidió a policías, técnicamente en la fuerza se llama retiro obligatorio, los cuales se quedarían sin obra social y sin cobro de haberes, en algunos casos llegando hasta 12 meses, en ésta situación se encontrarían más de 100 efectivos policiales, cabe preguntarnos como sociedad que tipo de moral tiene el ministro corriendo como perros a efectivos policiales que llevan años en la institución policial, pero nombrando a su cuñado, Ignacio Astrada, un profesor de Educación Física, nada más, ni nada menos que al frente de la Agencia Antidrogas, quién habría trabajado en la Escuela Argentina de Triatlón, según  consta en su facebook, sin ninguna experiencia en drogas peligrosas.

El Caso de la Agente explica la situación 

El caso de la Agente Yanina Gay puede bien explicar la situación, el 31 de marzo de 2020, el mismo día que el Presidente Alberto Fernández a través del Decreto DECNU-2020-329-APN-PTE decreta, que no se podrán despedir trabajadores por 60 días, como consecuencia de la pandemia mundial causada por el coronavirus, ese miso día, 31 de Marzo de 2020, se la notifica a la agente que se dispuso su Pase a Retiro Obligatorio, por incapacidad.

Apurados por Despedir. 

La circular expresamente aclara que no tiene licencias ordinarias reglamentarias y compensatorias pendientes de usufructo, además de ir a contramano del decreto presidencial, se incurre en otra gravedad institucional, es que no se realizaron debidamente  en tiempo y forma en Anses los trámites correspondientes a la jubilación, en idéntica situación son más de cien efectivos policiales de diversas jerarquías los que se quedarían sin obras social, ni cobro de haberes en algunos casos hasta por 12 meses , en síntesis, los corrieron como a perros, la situación de éstas personas es grave en un momento de cuarentena y pandemia mundial de coronavirus, no podrán darles alimentos a sus familias.

A contramano de la prohibición de no despedir por 60 dias.

Éstas acciones van a contramano del decreto presidencial que prohíbe el despido sin causa justa por 60 días y con respecto a las suspensiones laborales el texto decreta prohibición “de las suspensiones por las causales de fuerza mayor o falta de disminución de trabajo por el plazo de 60 dias”, el decreto es más explicito aún, “conlleva la necesidad de adoptar medidas de idéntica índole asegurando a los trabajadores y las trabajadoras que ésta situación de emergencia no les hará perder sus puestos de trabajo, ya que el desempleo lleva a la marginalidad de la población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: